6 Flares 6 Flares ×
53.- Teatro Garnelo

Fachada del Teatro Garnelo, en la plaza de la Rosa. Fotografía: Junta de Andalucía. Consejería de Fomento y Vivienda.

La Plaza de la Rosa, de manera prácticamente sucesiva a la de Llano de Palacio, se convirtió en una realidad a mitad del siglo XVI con el nombre de Plaza Baja o Nueva. Así, continuando el proceso de expansión de la ciudad, doña Catalina Fernández de Córdoba mandó construir en la parte nororiental de la ciudad un nuevo espacio que diera cabida a las necesidades de una población en constante crecimiento. El cabildo municipal, en agosto de 1547, decidió cumplir ese mandato y configurar un nuevo espacio a modo de plaza mayor, donde comenzarían a erigirse diferentes edificios civiles de carácter público.

En 1551, la nueva plaza está terminada. Para ello hubo de comprarse y demolerse varias casas y tiendas que la separaban de la antigua Plazuela Vieja o Alta. A ella asomaban las ventanas traseras de la Casa del Cabildo -situado en lo que hoy es el Teatro Garnelo-. Desde primera hora, este nuevo espacio urbano comenzó a acoger representaciones teatrales, al igual que el Llano de Palacio.

La Ermita de la Rosa se construyó en esta plaza en 1763, constituyendo el principal espectro visual de la misma desde su acceso por la calle Corredera, una de las principales y más antiguas de la población.

Su configuración actual comienza a gestarse durante el primer tercio del siglo XX, con la construcción del primitivo Teatro Garnelo, rehabilitado en el año 2000, y los edificios de La Tercia y la Casa de los Azulejos. Además, su configuración como espacio libre abierto se culmina en 1928, con la demolición del antiguo mercado.

Posteriormente se le llamó Plaza de la Concepción, y más tarde de Alfonso XII y de José Antonio. En ella se situaban las bodegas de los Marqueses de Priego, en el popular edificio que hoy día se conoce como La Tercia.

Decía Morte Molina en 1888:

La primera [plaza de Alfonso XII] se halla hacia el extremo N.O. de la ciudad, formando extensa planicie, limitada en figura pentagonal por los testeros de las Casas Ayuntamiento, iglesia de Ntra. Sra. de la Rosa, edificios de la Tercia, y otros particulares, siendo éstos los que por su contrucción revelan en Montilla proceden de la época de los árabes (sic)I.


I.- Montilla. Apuntes históricos de esta ciudad. Morte Molina, J. Segunda ed. Nuestro Ambiente. Montilla, 1982.

vbarrancoBrevesPlaza de la Rosa,Renacimiento
La Plaza de la Rosa, de manera prácticamente sucesiva a la de Llano de Palacio, se convirtió en una realidad a mitad del siglo XVI con el nombre de Plaza Baja o Nueva. Así, continuando el proceso de expansión de la ciudad, doña Catalina Fernández de Córdoba mandó construir...