3 Flares 3 Flares ×
9.- Terremoto de Montilla

Daños en casa de Calle Melgar. Fotografía de Díaz Casariego para La Esfera Ilustración Mundial.

El 5 de julio de 1930, en torno a las 23.15 horas, se sintió en buena parte de la Península Ibérica un seísmo cuyo epicentro se situó en Montilla. Con una duración de casi diez segundos, los daños fueron inevitables. De esa manera, y aunque afortunadamente no hubo que lamentar pérdidas personales, fueron muchos los edificios que sufrieron daños. La revista “Boletín de la Cámara Oficial Minera de Córdoba”, en su número 15 (julio-septiembre de 1930) estimó los daños en torno al millón de pesetas de la época. La zona más afectada fue el centro histórico de la ciudad, con numerosos inmuebles castigados en las calles Santa Brígida, San Francisco, Gran Capitán, Molinos Alta, Feria o Melgar. Igualmente, edificios como la Parroquia de Santiago, la Iglesia de San Sebastián o el Hospital de San Juan de Dios se vieron afectados, sobre todos sus tejados.

Según el periódico “El Bien Público”, el terremoto, de entre 7 y 8 grados escala Rossi y Forel –Ritcher no desarrolló el actual sistema hasta 1935“ha dejado en estado ruinoso unas 200 casas, constituyendo un peligro el habitarlas. Las autoridades para evitar desgracias han ordenado que sean desalojadas las viviendas”. Atendiendo las crónicas de prensa de la época, otros muchos vecinos, alertados por la situación y ante el temor de que se repitiera la sacudida, pasaron la noche en los campos circundantes a la población.

No obstante, hasta de la desgracia se puede aprovechar el pícaro y, como muestra, el Ingeniero de Minas Antonio Carbonell Trillo-Figueroa, una autoridad en el fenómeno sísmico en los años 30, señaló que en “edificios de mediana construcción o en estado deplorable, que ya así se encontraban precedentemente, se achacó al temblor de tierra su derrumbamiento o su ruina”.

El diario ABC, Edición de Andalucía, el 29 de julio de ese fatídico año, hablaba de la organización de una becerrada a beneficio de los damnificados. 20.108 pesetas se llevaban recaudadas hasta la fecha, lo que amén del millón en que se presupuestaron los daños, puede evidenciar la dureza de la recuperación para algunas familias que habían perdido sus casas.

vbarrancoHoy haceSucesos,Terremoto
El 5 de julio de 1930, en torno a las 23.15 horas, se sintió en buena parte de la Península Ibérica un seísmo cuyo epicentro se situó en Montilla. Con una duración de casi diez segundos, los daños fueron inevitables. De esa manera, y aunque afortunadamente no hubo que...